Es mi propósito, que ustedes futuros docentes construyan criterios y adquieran instrumentos que les permitan gestionar una clase de matemática, seleccionar y diseñar recursos pertinentes para los objetivos que se proponen, anticipar y analizar sus propias intervenciones. Es decir, contemplar las prácticas docentes que involucra la enseñanza de la matemática como objeto de estudio. Esta reflexión didáctica exige que ustedes construyan una relación con el saber matemático que contemple los siguientes aspectos:

  • La matemática es un producto social y cultural, una forma particular de pensar. Esto conlleva una priorización de los procesos de formación de los conceptos por sobre la cantidad de contenidos. No se trata de formar futuros matemáticos, pero sí de recrear el quehacer matemático para que los alumnos lo conozcan y puedan aprender creando matemáticas nuevas para ellos.
  • Hacer matemática es posible para todos, no es una disciplina para elegidos.
  • La elaboración de un concepto depende del “recorrido” que se haya hecho a propósito del mismo.
  • El trabajo debe estar basado en las producciones matemáticas individuales y/o grupales de los alumnos y la construcción de conocimiento a partir de los conocimientos e ideas previas que ya poseen – correctos o no, parciales, incompletos -. esta valoración de las producciones repercute en la responsabilidad del alumno al enfrentar un problema.
  • La resolución de problemas es el eje de trabajo. Un problema que requiere de la toma de decisiones abre la posibilidad de que, según los conocimientos disponibles de cada alumno, se desarrollen distintos procedimientos de resolución, y permite un debate a partir de ellos. Los problemas solos no alcanzan.
  • Las interacciones entre las producciones de los alumnos son una fuente de aprendizaje y también de nuevas preguntas.

Estamos en una transición donde la enseñanza que ustedes han recibido,  probablemente no sea la misma que quiero transmitirles. Debido a esto es necesario que  se aproximen a las características de la actividad matemática en primer término, vivenciando un aprendizaje desde este lugar “haciendo matemática” ustedes mismos. Para poder hacer matemática en nuestras clases y para que las interacciones entre las producciones de los alumnos sean una fuente de aprendizaje y también de nuevas preguntas, les propongo pensar cada uno de estos problemas.

¡¡Manos a la obra!!


Fuente: Colección educ.ar CD 22